Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Orquesta del Conservatorio

La ORQUESTA DEL CONSERVATORIO DE LEIOA (Orquesta de Grado Profesional) está formada por alumnos de los primeros cursos del Grado Profesional, generalmente de 1º, 2º, 3º y 4º, y alumnos de Escuela de Música de Nivel III. Esta formación orquestal es la base para el entrenamiento previo de los alumnos antes de pasar a las filas de la Joven Orquesta de Leioa.

En la Orquesta del Conservatorio aprenden, bajo la batuta de Margarita Lorenzo de Reizábal, los aspectos básicos para poder avanzar en sus competencias orquestales e integrarse posteriormente en la JOL, que les exige un repertorio más difícil técnicamente y un trabajo musical que requiere de una mayor madurez.

Podemos decir que la Orquesta del Conservatorio es  "la cantera" de la Joven Orquesta de Leioa, los "alevines".

¿QUÉ SE TRABAJA EN ESTA ORQUESTA?

-Cómo realizar una buena lectura de una partitura orquestal

-Especialmente se trabaja la capacidad auditiva: SABER ESCUCHAR A LOS DEMÁS Y A UNO MISMO EN CONTEXTO

-Cómo manejarse en el atril con sus pares y los protocolos de actuación establecidos (quién pasa hojas, cómo apuntar las indicaciones, las diferentes posiciones dentro de la orquesta, las funciones de los solistas, concertinos, etc.)

-El respeto escrupuloso a los aspectos rítmicos, dinámicos y agógicos de las partituras

-Cómo seguir la batuta y el significado de los principios técnicos básicos de la dirección (responder a las anacrusas, los cambios de tempì, los cambios de dinámicas, etc.)

-La interpretación estilística, esto es, aplicar los fraseos, articulaciones, colores...a la música en función del autor y la época de la historia en que se compuso cada obra estudiada.

-Se trabaja la disciplina de grupo: el valor del silencio para poder trabajar en grupo, el compañerismo, saber aportar lo mejor de cada uno para conseguir un mejor resultado grupal (no individual). Nuestra máxima es: en una orquesta cada miembro es importante, imprescindible y necesario para el conjunto.

-La expresividad musical se trabaja con varios parámetros: a través de una buena dicción (pronunciación del texto musical), una buena organización de las frases (comprensión de la sintaxis) y finalmente la inclusión de la imaginación musical y la creatividad.

-Se presta especial atención a la presentación pública del repertorio trabajado: protocolo de actuación en el escenario (cómo afinar, cuando saludar, cómo comportarse en público), la actitud personal necesaria para afrontar un concierto público, cómo vestir, actitud de respeto al público y al director(a), cómo presentar las obras (hablar en público), entender el concierto/audición como un espectáculo integral.

 

¿QUÉ REPERTORIO SE MONTA?

Es fundamental una buena elección del repertorio, con obras breves, que puedan los asimilar los estudiantes en un espacio de tiempo relativamente corto (un trimestre), sin excesivas dificultades técnicas, pero con las indispensables para mantener la atención y el interés de los estudiantes.

El repertorio que se escoge siempre tiene alguna connotación musical de interés:

- Obras con cambios de carácter y velocidad

- Obras con cambios de posición acotados a las posibilidades de los alumnos

- Obras con pizzicato

- Obras de estilos diferentes, para contrastar tipos de interpretación

- Obras de autores muy conocidos

- Que contengan pasajes muy líricos para trabajar el legato orquestal

- Que contengan pasajes en staccato, para trabajhar la igualdad de las articulaciones.

- Piezas en las que tengan oportunidad de llevar la melodía todas las secciones (especialmente violas y cellos)

...

Es importante combinar en un mismo programa obras asequibles con otras de mayor dificultad; obras que lleguen a todos con facilidad con otras que supongan un esfuerzo adicional de comprensión musical.

Cada trimestre se monta un nuevo repertorio de en torno a 30' de duración que se presenta en una audición pública en el Conservatorio.

COLABORACIÓN INTERDISCIPLINAR

La profesora/directora de la Orquesta del Conservatorio, Margarita, está en permanente contacto con el profesorado de instrumento con el fín de intercambiar impresiones sobre el desarrollo de competencias de los estudiantes, realizando de este modo un feed-back continuo entre el trabajo de la orquesta y el de la clase de instrumento. En ocasiones, incluso se trabajan en el aula de instrumento algunos pasajes que por su especial complejidad necesitan ser trabajados individualmente y solucionados técnicamente de un modo particular.

A comienzos de cada curso, la directora de la Orquesta y los respectivos profesores de instrumento de los alumnos nuevos conversan con el fin de orientar a aquélla sobre las nuevas incorporaciones; del mismo modo, se acuerda con los profesores de instrumento quiénes de entre los miembros más veteranos del grupo están ya en disposición de pasar a las filas de la Joven Orquesta de Leioa.